Breaking

jueves, 3 de agosto de 2017

Rodríguez todo será con calma no estamos para cumplir deseos

Foto: Archivo
El directivo del equipo felino tigres, Alejandro Rodríguez, comento sobre los refuerzos que llegan al equipo y le dio muchas alegrías a los aficionados la mencionar que "estamos tratando de hacer un equipo fuerte, protagonista y que de alegría a su afición"

También hablo sobre lo atorada que esta la negociación con el futbolista cariosa, el presidente de tigres comento que "no vamos a desesperarnos por querer cumplir un deseo, la voluntad la tenemos, creo que se va a dar la incorporación de un jugador que va llenar mucho de ilusión, pero no se puede comprometer nada".

En cuento al montón de opciones que tienen el presidente comento el entrenador del equipo ferretti ya les pidió un sustituto de Javier Aquino o alguien con las mismas características del jugador para que el equipo tenga más poder en los partidos.


En los días anteriores el entrenador de los gallos blancos del Querétaro considero que tigres era el real Madrid de México, a lo que el presidente de tigres comento, muchas cosas más feas nos han dicho, las palabras las tomamos con tranquilidad y calma como todo buen jugador, no seremos más ni menos en el torneo que se está disputando tigres se armó para ser un equipo ganador.


Al preguntarle al presidente de tigres sobre el famoso grito que se grita en los estados de la liga mexicana, y también sobre las multas que les imponen, rodríguez fue directo al decir que, S i la FIFA ya tiene claro que el famosos grito de Hee Puto!! Es un grito homofóbico, la gente tiene que tener buena postura y también mucha educación para poder comportarnos en los estados a si lo dicen las normas internacionales.

El grito famosos de Hee Puto!! Será muy difícil erradicarlo de los estadios del futbol mexicano ya que ese grito lo usan mucho para alentar y fastidiar al equipo contrario y no será fácil retirarlo de los estadios de futbol.

La federación mexicana ya tuvo muchas multas por el famoso grito y la FIFA amenaza en vetar el estadio o recibir una sanción mayor si ese grito sigue en los partidos de México como local o también de visitante.